Misión.

 

La misión del Servicio, es asegurar la obtención, colección, procesamiento, producción y difusión de información meteorológica, a fin de brindar apoyo a las operaciones de la Fuerza Aérea.

 

Visión.

 

Dar la mejor información meteorológica a nuestra Fuerza Aérea,  siendo un Servicio Meteorológico de referencia a nivel nacional.

 

Tareas.

 

Para el cumplimento de su misión, tiene como tareas fundamentales, el suministro de información meteorológica básica y elaborada a tiempo real, así como también, información climatológica u otros estudios técnicos, que por razones operacionales o de planificación, sea necesario realizar.

 

También se asesora al mando de la Fuerza Aérea, en todo lo concerniente al área meteorológica y se representa a la institución, ante organismos nacionales e internacionales, cuando así corresponda.

 

Por otra parte, se apoya el cumplimiento de las Misiones de Paz de Naciones Unidas, desempeñadas por la Fuerza, integrando Personal graduado en meteorología, al Contingente Uruguayo URUASU-1 y se gestiona, Convenio de Cooperación mediante, la ejecución del Proyecto Ozono, en la Base Científica Antártica Artigas.

 

Organización y Funcionamiento.

 

En apoyo a las operaciones de la Fuerza Aérea, su organización está basada fundamentalmente en el funcionamiento continúo de Secciones Operativas de Protección Meteorológica Aeronáutica, ubicadas en cada una de la Unidades donde se desarrolla la actividad de vuelo de la Fuerza.

 

Para ello se dispone de Personal Superior y Subalterno egresado de la Escuela de Meteorología del Uruguay, que mantiene su formación técnica actualizada, mediante la realización de distintos cursos de capacitación técnica, tanto en el País, como en el exterior.

 

En cuanto al equipamiento disponible, se dispone en cada Unidad del Servicio, equipamiento informático con acceso a Internet, Instrumental Meteorológico de tipo convencional, Receptor Satelital y Estaciones Meteorológicas Automáticas Portátiles para apoyo a despliegues.

 

 

Historia.

 

El primer esbozo de un Servicio Meteorológico en la Fuerza Aérea, fue la creación en 1968, del Departamento de Meteorología, dependiente del Agrupamiento de Comunicaciones, en la Brigada Aérea I.

 

El 21 de diciembre de 1973, se produce la fusión de dicho Departamento, con la Oficina Meteorológica Principal, dependiente de la entonces Dirección General de Meteorología, integrándose personal y equipos en una sola Oficina de Meteorología Aeronáutica, con asiento en el Aeropuerto de Carrasco.

 

El 12 de Noviembre de 1974, es designado como Director General de Meteorología, un Oficial Superior de la Fuerza Aérea, fecha a partir de la cual y hasta el año 1991, la administración de la Meteorología en el País, estuvo a cargo de Oficiales de la Fuerza Aérea, que fueron sucesivamente destinados a dicha dependencia del Ministerio de Defensa.

 

Con fecha 28 de Agosto de 1991 y atendiendo a razones de operatividad, se decide la creación por Orden del Comando General, del Servicio Meteorológico de la Fuerza Aérea, a donde es destinado la mayoría del Personal Superior que hasta ese momento prestaba servicios en la Dirección Nacional de Meteorología, reglamentándose su misión, organización y funcionamiento, el 10 de Octubre de ese mismo año, pasando a depender del Comando Aéreo de Operaciones.

 

El Servicio Meteorológico de la Fuerza Aérea, se desempeña en coordinación técnica con la Dirección Nacional de Meteorología, en acuerdo a lo establecido en el Art. 1° de la Ley 10.008 del 17 de junio de 1941, mediante el cumplimiento de distintos Acuerdos de Trabajo vigentes.